La depresión postparto no es falta de amor maternal

Se calcula que entre un 10 y un 20% de las madres experimenta depresión, ansiedad, trastorno bipolar u otros síntomas en algún momento desde el embarazo hasta un año después del parto.

La depresión post-parto es una condición que afecta a muchas mujeres después de dar a luz y que si bien puede ser lamentable, es una etapa que se puede superar con el apoyo adecuado y los cuidados necesarios. Es importante aclarar que, contrario a lo que piensan muchas personas, este padecimiento no está asociado a la falta de instinto maternal. De hecho es una secuela hasta cierto punto común, debido a la alteración de las hormonas por el embarazo. La mejor manera de detectar esta condición es prestando atención a ciertos signos que pueden presentarse, como lo son los siguientes:

 

La depresión postparto podría cimentarse antes del nacimiento. Así lo sugiere una investigación que vincula el momento y la gravedad de los síntomas de la depresión materna, lo que podría ayudar a las madres y a los médicos a anticipar y tratar la enfermedad.

El estudio que ha analizado a más de 8.200 mujeres de 19 centros de siete países, y que se publica en «The Lancet Psychiatry», ha visto que en las pacientes con los síntomas más graves -pensamientos suicidas, pánico, llanto frecuente- la depresión se inició durante el embarazo, no después de dar a luz, como se supone. Sin embargo, aquellas con depresión moderada a menudo desarrollaron su síntomas posparto, y eran más propensas que aquellas con depresión grave a haber experimentado complicaciones durante el embarazo como preeclampsia, diabetes gestacional o hipertensión. Y las mujeres con la forma más grave reconocieron haber sufrido complicaciones durante el parto.

«Este es el mayor estudio realizado hasta la fecha sobre los síntomas depresivos posparto», dijo a NYT Leah Rubin, del Programa de Investigación en Salud Mental de la Mujer de la Universidad de Illinois-Chicago (EE.UU.), un autor de un comentario que acompaña al estudio. Entre un 10 y un 20% de las madres experimenta depresión, ansiedad, trastorno bipolar u otros síntomas en algún momento desde el embarazo hasta un año después del parto. El estudio podría ayudar a encontrar las causas y tratamientos.

Prevenir la depresión

depresion

Los investigadores, dirigidos Samantha Meltzer-Brody, de la Universidad de Carolina del Norte, analizaron a diferentes mujeres que había sufrido depresión postparto. Según Meltzer-Brody el hallazgo de que dos tercios de las depresiones graves comenzaron durante el embarazo plantea cuestiones científicas. Los factores biológicos durante el parto pueden diferir de los que afectan a las mujeres con depresión posparto clásica, que los científicos creen que puede estar relacionado con el desplome de los niveles hormonales después del parto.

La experta también se pregunta si el hallazgo de que el 60% de las mujeres con depresión moderada reconoció haber tenido diabetes sugiere que los problemas del sistema inmunológico pueden ser la base de sus síntomas. Con esta información, dice «podríamos determinar quién está en riesgo. Ahora solo esperamos a que las madre se enfermen».

SÍNTOMAS:

  • Falta de apetito. El no sentir ganas de comer es un síntoma muy notorio en la depresión post-parto y al que se le tiene que hacer frente a toda costa. Es importante que las madres que acaban de tener a sus bebés, se alimenten para no alterar la producción de leche materna, la cual será el único alimento que le puedan dar a sus pequeños por meses. Para profundizar mas en el tema recomendamos leer el artículo “¿qué comer después del parto?“
  • Ansiedad exagerada. Preocuparse en exceso por todo lo relacionado con el bebé, es un claro signo de que algo anda mal con la madre. Si llega a sentir auténtico pánico ante situaciones como el no saber cuidar adecuadamente de él, si llora o si está respirando, al extremo de sentirse agobiada por ello, entonces será importante que acuda con el médico.
  • Insomnio. El no poder conciliar el sueño es otro aspecto al que se le daba poner atención. La fatiga durante el día y los horarios de sueño alterados más de lo común en las madres primerizas, pueden ser peligrosos en conjunto con los síntomas mencionados anteriormente. Esto se vuelve notorio cuando el insomnio se prolonga meses después de haber tenido al bebé.
  • Culpa y pensamientos suicidas. En este punto es necesario buscar ayuda profesional a fin de superar la depresión post-parto.

 

1007 Total de visitas 1 Visitas de hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *