¿Miedo a comunicar a tu empresa que estás embarazada?

trabajo emabarazada

Imaginemos: monta usted una nueva empresa… ¿contrataría a unaembarazada? Susana Díaz acaba de anunciar que lo está de tres meses. ¿Perderá o ganará votos?

Laura se quedó sin trabajo cuando su primer hijo cumplía un año. Siempre se negó a tener solo uno, pero volver a quedarseembarazada se le antojaba arriesgado, cuanto menos, estando en el paro. Pronto la contrataron de nuevo. Esta vez, de manera temporal. Y el segundo embarazo llegó antes de lo esperado. Entre la ilusión y el miedo, Laura decidió callarse. “Tenía pánico a que me despidieran, sé que es improcedente, pero en estos momentos de crisis, todo me parecía un mundo”. Al final, por motivos evidentes, comunicó que estaba de cuatro meses. “Laboralmente estás blindada”, le dijo su jefe, “pero profesionalmente estás muerta”. Trabajó durante todo su embarazo y cuando su segundo hijo tenía meses, la despidieron.

La ley española no obliga a una mujer encinta a comunicar a su empresa su estado, pero los expertos recomiendan hacerlo, tal y como recoge una directiva europea sobre este asunto. El artículo 55.5 del Estatuto de los Trabajadores considera “nulo” el despido de “las trabajadoras embarazadas, desde la fecha de inicio del embarazo hasta el comienzo del período de suspensión y así lo sentenció el Tribunal Constitucional en 2008, al anular el despido de una embarazada. No obstante, el mismo tribunal avaló en 2013 eldespido de una mujer embarazada en periodo de prueba.

Lo que está claro, por otro lado, es que si una empresa no quiere que sus empleadas se queden embarazadas tienen trucos para hacer que desistan de su empeño o incluso que finalmente se cansen y abandonen su puesto de trabajo o sus expectativas laborales.

Lo mejor, señalan abogados laborales especialistas, es comunicar el embarazado a los tres meses, cuando ya no hay riesgo de aborto. Se trata de confiar en la empresa y de asegurarse un proceso judicial más rápido si la compañía decidiera despedir a la embarazada.

Pero no todas las mujeres lo hacen. Maternity cover realizó una encuesta con 1.300 embarazadas británicas y tres cuartas partes afirmaron que preferían no comunicar su estado a la empresa porque consideran que estar encinta pone en peligro sus carreras. Las mismas mujeres señalaron que esconderían su embarazo si les ofrecieran un trabajo nuevo e incluso si las promocionaran en un nuevo puesto. La misma entidad publicó otro informe en el que señalaba que cada año, 50.000 británicas pierden su trabajo una vez vuelven de la baja por maternidad.

Con todo, las cosas van cambiando poco a poco y cada vez son más las empresas que permiten a mujeres madres, incluso con reducción de jornada por maternidad, avanzar en sus expectativas laborales y crecer como profesionales. Muchas veces, son las mismas mujeres quienes una vez que han tenido un hijo prefieren apartarse de su carrera laboral y dedicarse con más tiempo a sus hijos.

La carrera profesional y la maternidad no son dos vías paralelas. Es difícil compaginar ambas pero no imposible. ¿La muestra? Las madres trabajadoras.

Fuente: http://www.elmundo.es/yodona/2015/01/19/54bd269eca4741023f8b4593.html

929 Total de visitas 1 Visitas de hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cheapest WebCam Girls