Razones por las que hay que esperar un año para el siguiente embarazo

Se recomienda esperar doce meses tanto si el parto anterior fue natural, como si fue de cesárea

Los expertos estipulan en un año el tiempo que hay que esperar antes de un nuevo embarazo.

Es más, también se establecen doce meses de espera tanto si el parto anterior fue natural, como si fue de cesárea. Lo que ocurre, matiza el también director médico del Instituto de Medicina EGR de Madrid, «es que en el primer caso es una recomendación, y en otro, una indicación». En su consulta la media de espera entre un hijo y otro se situa entorno a los 2 años, pero a su juicio «más por condicionamientos sociales que por condicionamientos médicos».

Lla explicación está en que ese es el plazo una mujer tarda en normalizar su fisiología y situarla en una condición basal (estado previo al embarazo). La realidad, «es que casi ninguna la recupera al 100%, porque no se cuida».

Un embarazo, supone una serie de alteraciones morfológicas y fisiológicas en el cuerpo de la mujer, que se prepara para asumir un embarazo. «Automáticamente comienza un acúmulo de grasas en localizaciones que no son propias, y lo habitual es que se de una falta de ejercicio y tonificación en determinadas partes de la anatonomía. Por eso es tan importante que las futuras madres sean, fundamentalmente, muy cuidadosas con el peso. Si los cambios se hacen disciplinadamente, luego no pasan factura. Y la recuperación será más corta y requerirá menos esfuerzo».

El error se produce cuando se engorda más de la cuenta, no se hace ejercicio, no se realizan cuidados preventivos de forma regular. «Para mantenerse en un estado óptimo una embarazada debería caminar todos los días al menos media hora, y no haciendo recados, ni su actividad profesional».

Dos recuperaciones imprescincibles

Después en el postparto, «la intención debe ser recuperar los tejidos que más han sufrido durante el embarazo, tanto si se está preparando para un nuevo embarazo como si no».

Por ello, la mujer debería hacer hincapie en la recuperación del abdomen y del suelo pélvico. «Esos dos deberían ser sus objetivos fundamentales». «Y si somos estrictos, debería ponerlos en marcha prácticamente desde el minuto uno» aunque  lo habitual es «un mes de salida». «Para la generalidad (luego están las cuestiones individuales), ese es el tiempo que la mujer tarda en adaptarse a su situación de madre (puntos, lactancia…)». «En el puerperio el ejercicio físico se vuelve muy importante, pues gracias a él es posible recuperar el tono muscular general, encontrarse de mejor humor y desarrollar la resistencia física suficiente para la dura vida de una madre en los primeros meses», concluye.

Segundo embarazo

Por este motivo, cuando se produce un embarazo antes del año, la recuperación de la que habla el director médico del Instituto de Medicina EGR de Madrid es todavía más difícil, porque «la madre, que es reciente, lleva una especie de “mochila que obviamente le lastra la evolución posterior. Empiezas en una casilla de salida anterior para las modificaciones que indefectiblemente va a sufrir con el siguiente embarazo». Aquí tampoco habría diferencia si el parto anterior ha sido vaginal o por cesárea. «En el parto natural se han podido separar los rectos por diastasis. Y en la intervención se ha producido una herida quirúrgica que hay que cuidar».

Fuente: http://www.abc.es

 

997 Total de visitas 1 Visitas de hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cheapest WebCam Girls