Tag Archives: nauseas

¿Por qué se producen náuseas y vómitos en el embarazo?

Una hormona liberada durante la gestación activa al centro del vómito y provoca las náuseas. No son un problema si no son muy frecuentes y pueden combatirse comiendo frutos secos

¿Por qué se producen náuseas y vómitos en el embarazo?

Los nueve meses que suele durar el embarazo transforman por completo el cuerpo de la madre. La sangre se diluye ligeramente, baja la presión arterial, aumentan los niveles de colesterol y varían las concentraciones de las hormonas que controlan los niveles de azúcar en sangre. Mientras tanto, una pequeña y frágil célula se divide una vez tras otra y las descendientes son capaces, nada más y nada menos, de crear un ser humano completo. Y de protegerlo y de alimentarlo.

Pero el «milagro de la vida» tiene su lado molesto. Uno de esos inconvenientes son las náuseas y los vómitos del embarazo. Ocurren porque durante la gestación se produce una hormona que tiene la capacidad de alterar a una de las partes del sistema nervioso que activa las náuseas y los vómitos. Se trata de la hormona del embarazo (beta GCH, gonadotropina coriónica humana). Esta hormona, que es producida primero por el embrión y luego por la placenta, es una de las responsables de las transformaciones que experimenta el cuerpo de la madre.

«Las náuseas del embarazo son frecuentes y no constituyen una enfermedad en sí misma», explica Isabel Santillán, ginecóloga en elCentro Médico Palencia. «Pero a veces, esas náuseas producen muchos vómitos y cuando la mujer pierde entre un 5 y un 10% de su peso corporal se habla de hiperémesis gravídica («hiper-» es mucho, «-émesis» es vómito y «gravídica» viene del latín «graviditas», que significa embarazo)».

Según dice, en los casos de hiperémesis gravídica puede ser necesario ingresar a la mujer en un hospital para evitar los problemas demalnutrición, deshidratación y posibles defectos de crecimiento en el feto. Es más probable que ocurra esto en las embarazadas de gemelos, ya que tienen dos embriones y una placenta mayor y por ello producen más GCH.

Aunque no siempre son tan graves como en el caso de la hiperémesis, las ganas de vomitar aparecen durante varias semanas: normalmente entre la semana cinco y 20 de la gestación, coincidiendo con los momentos en que se incrementan los niveles de la hormona del embarazo. Y a veces pueden prolongarse aún más, según Santillán.

Algunas mujeres las sufren más que otras pero no se conocen los motivos. Aparte de la hormona GCH, los niveles de estrógenos y progesterona, también parecen influir en los vómitos. Otros factores como la dieta, la obesidad, la psicología o la presencia de una bacteriallamada Helicobacter pylori en el estómago también parecen tener cierto papel, según algunos estudios.

Tratamiento

«El tratamiento depende de la intensidad. En general se da una medicación suave, (con doxilamina y vitamina B6)», continúa Isabel Santillana. Y solo en los casos de hospital, en los que se suministra suero por vía intravenosa, se recurre a antieméticos (medicinas contra los vómitos) más potentes.

Aparte de los medicamentos, hay algunas formas más caseras para combatir a las náuseas: «Se recomienda comer cosas frías (así se estimula menos el vómito), en pequeñas cantidades y con frecuencia. Beber mucho y comer frutos secos ricos en magnesio también ayuda.

Fuente:http://www.abc.es/sociedad/20140909/

¡ESTÁS EMBARAZADA!

¡TODAVÍA NO  LO PUEDES CREER!

Te acabas de enterar de que estás embarazada y…no sabes que hacer! Quieres gritar a los cuatro vientos la maravillosa noticia…comunicárselo a tu pareja…a tu familia…a tus amigas…

Ya has  experimentado los primeros síntomas del embarazo y ahora lo has confirmado: ¡estás esperando un bebé!las claves de cada trimestre de embarazo

Mil preguntas invaden tu cabeza:  “¿Debo ir enseguida al médico o es mejor hacerme otro test de embarazo? “tengo que pensar en la decoración de su habitación”…las compras…”

Pero una vez que tienes la feliz noticia, de pronto te preocupas y surgen las dudas  , los siguientes pasos pueden parecer abrumadores. Tranquilidad: hay tiempo para todo. Son poquísimas las cosas que hay que hacer rápidamente:

  • No es necesario que repitas la prueba de embarazo, porque son muy fiables, pero si esto te dejará más tranquila…hazla!
  • Elige un  ginecólogo- partero y pide cita, para que comiences con el CONTROL Y SEGUIMIENTO DE TU EMBARAZO
  • Debes llevar un control médico estricto durante tu embarazo. Es muy importante que así lo hagas, para detectar a tiempo cualquier complicación que pueda surgir. Cada vez que visites a tu médico durante el embarazo,revisará tu peso y tu tensión. Otros procedimientos, como las pruebas de orina y de sangre o las ecografías se suelen realizar cada cierto tiempo.
  • El embarazo se cuenta desde el primer día de tu último ciclo menstrual. Es así porque la mayoría de las mujeres no sabemos cuándo ovulamos pero sí cuando tuvimos la última regla. Para calcular aproximadamente la fecha del parto se cuentan 280 días, 40 semanas, a partir del primer día de tu última menstruación.
  • También debes conocer cuáles son las molestias comunes del embarazo, para no alarmarte sin necesidad.
  • El embarazo,  se cuenta por semanas y se divide por trimestres; por regla general, un embarazo suele durar entre 40 y 42 semanas que se dividen en 3 trimestres. Calcular en qué trimestre estás puede resultar algo confuso, pero es muy sencillo:
    • Primer trimestre: comprende desde la semana 1 a la 13 de gestación.
    • Segundo trimestre: empieza en la semana 14 y acaba en la 27.
    • Tercer trimestre: va desde la semana número 28 hasta el parto.

Todavía no has consultado a tu médico pero ya sabes que debes mantener un cuidado “especial” de tu cuerpo.

Consejos a tener en cuenta:

  1. Probablemente ya vienes haciéndolo pero si todavía no has empezado, es recomendable que empieces a tomar vitaminas de ácido fólico, es importante que lo hagas cuanto antes para evitar que tu bebé desarrolle defectos de nacimiento como la espina bífida.
  2. ¿Fumas? Pues debes dejar de hacerlo! Debes saber que si lo continúas haciendo, le complicas la vida a tu bebé e incluso corres riesgo de aborto. Fumando un cigarrillo expones a tu bebé a sustancias químicas nocivas, como el alquitrán y la nicotina , al tiempo que se reduce el flujo de sangre . Como resultado, el tabaquismo aumenta las probabilidades de tener complicaciones, un embarazo ectópico  y defectos de nacimiento
  3. Terminar con el humo de segunda mano. Más allá de tu propio hábito , también es importante acabar con los cigarrillos a tu alrededor. “El humo de segunda mano también es peligroso para el feto “.  Así que dile a tu familia que se abstenga de encender un cigarrillo en tu presencia , y siempre optar por zonas de no fumadores en espacios públicos .
  4. Evitar alimentos poco cocinados, especialmente carne.
    Ya se trate de sushi o un filete medio crudo , carne poco cocida puede contener bacterias dañinas que causan la toxoplasmosis, una infección peligrosa que puede provocar daños en los ojos o el cerebro del bebé. Otro peligro potencial : carnes frías , que puede contener otra bacteria llamada listeria .
  5. ¿Cuántas “tacitas de café” tomas al día? Trata de reducirlas.
  6. Abstenerte de tomar alcohol. Beber en exceso puede causar daño permanente a tu bebé. Esto puede llevar al síndrome de alcoholismo fetal, una condición que afecta el desarrollo mental y físico. Pero puedes tomar el cóctel ocasional para los próximos nueve meses es tema de debate : De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC ) , no hay cantidad segura de alcohol para beber durante el embarazo. Algunos expertos no están de acuerdo , diciendo que una copita de vez en cuando está bien ; consulte a tu médico para determinar qué es lo mejor para tí.
  7. Haz algo de ejercicio, es importante mantenerte en forma para afrontar el momento del parto y también controlar el peso.
  8. Evita el trabajo duro.  Las mujeres embarazadas deben evitar el trabajo arduo y una cantidad excesiva de estrés. Así que si el levantamiento de objetos pesados es parte de tu trabajo , o si la carga de trabajo de alta presión causa ansiedad , habla con alguien en el departamento de recursos humanos de tu empresa…
  9. Si estás tomando alguna medicación consulta cuanto antes con tu médico si es compatible con el embarazo.
  10. Investiga tu árbol genealógico. Pregunte a tu alrededor sobre las complicaciones del embarazo o anomalías genéticas, como la enfermedad de células falciformes o el síndrome de Down , que puede darse en la familia . Esto ayudará al médico a mirar  los posibles problemas durante el embarazo o el parto.
  11. Mira en tu historial de vacunación. Seguro que tu médico te los preguntará. Recibir la inmunización durante el embarazo protege al recién nacido. Para jugar a lo seguro , pedir que cualquier persona que planea en tener contacto cercano con su hijo a que se vacunen.
  12. Prepárate una lista con las dudas y apunta las respuestas a las posibles preguntas que te hará tu medico en la primera visita.
  13. Ve de compras. Una razón legítima para comprar nuevos y lindos equipos. Tu cuerpo va a cambiar en los próximos nueve meses. ” No sólo hay que esperar que esto suceda, ya puedes comenzar con las compras. Para comenzar, ropa más holgada, que no ajuste a la cintura…y zapatos cómodos.
  14. Cuida tus emociones. Muchas mujeres experimentan sentimientos de ansiedad o depresión durante el embarazo. Muy probable que a tí no te suceda, pero si lo necesitas, busca ayuda.
  15. Haz una cita con tu dentista. Cuando estás tratando con tantos cambios en tu cuerpo , tu salud dental no es probablemente la primera cosa en tu mente . Pero el estado de tus dientes y encías puede afectar el bienestar de tu bebé. “Las bacterias en la boca pueden entrar en el torrente sanguíneo , lo que aumenta el riesgo de contracciones prematuras “. Así que no se olvides de cepillarse y usar el hilo dental , y programar los chequeos dentales
  16. Probablemente sentirás náuseas y vómitos…puede suceder que no!
  17.  Disfrute del momento! Es muy fácil quedar atrapado con los detalles. Pero no te olvides de dar un paso atrás para relajarse y disfrutar de su embarazo. “Es un momento tan especial en la vida de una mujer “. Así que darte un capricho y poner primero tu embarazo!
  18. Comparte la FELIZ NOTICIA! Junto con tu pareja , determina cuándo  vais a compartir la feliz noticia con tu familia, amigos y compañeros de trabajo . “Hay menos posibilidades de pérdida del embarazo después que un latido del corazón se ve en la ecografía , por lo que es cuando algunas personas se sienten cómodos contando a otros “. Pero es una decisión personal.

 

TAMBIÉN TE RECOMIENDO: http://maternidadfacil.com/como-saber-si-estoy-embarazada/